– ¿Qué son las puertas cortafuegos?

Las puertas cortafuegos son un mecanismo de protección pasiva contra los incendios, se instalan tanto en edificios como en instalaciones deportivas, son perfectas en lugares donde transitan muchas personas, además permiten una evacuación eficaz y eficiente. 

Asimismo, son funcionales para dividir los espacios de una edificación impidiendo que el fuego avance de un área a otra, la mayoría de los modelos de puertas que existen son de metal, pueden abrirse fácilmente, lo cual es positivo en el caso de una evacuación urgente y se cierra de forma automática. 

Características de las puertas cortafuegos

Aislamiento térmico: Según cerrajeros expertos, disponibles presionando el vínculo siguiente, las funciones de las puertas cortafuegos son similares a las de una muralla, estas impiden que fuego avance de un espacio a otro y son capaces de combatir las altas temperaturas, con el fin de que las personas puedan trasladarse a otro lugar sin que el exceso de calor los afecte. 

Aislamiento de humo y gases: este mecanismo de protección pasiva también es capaz de detener el humo y los gases calientes que emana el fuego, para lograr esto de forma efectiva las hojas de la puerta deben estar bien acopladas y que su mecanismo de cierre automático funcione con normalidad. 

Funciones de las puertas cortafuegos

Barrera contra fuego: esta impide que el fuego pueda traspasar la puerta, e impide que el mismo avance, es posible que el fuego sea muy grande y algunos modelos de puertas cortafuego no puedan lo puedan soportar ni detener, de igual forma logran retrasan el progreso del fuego en el área,  y muchas personas podrán evacuar el lugar, además le darán tiempo a los bomberos para extinguir el incendio. 

Sistema de auto cierre: una vez que las personas abren la puerta esta debe cerrarse de forma automática, para evitar que nadie pueda dejarla abierta y esto limite sus funciones en caso de algún incendio, cabe destacar que estas puertas no pueden cerrarse con llave por si se presenta alguna emergencia deben ser fáciles de abrir. 

Mantenimiento  de las puertas cortafuegos

Las puertas cortafuegos tienen un tiempo de vida útil de 20 años, sin embargo esto no quiere decir que no debamos hacer su respectivo mantenimiento para conservar así cada uno de sus componentes, existen diferentes establecimientos que se encargan del mantenimiento de sistemas de protección contra incendios, así como el cambio de alguna parte de la puerta que está deteriorada. 

Profesionales de la cerrajería, a quienes puedes contactar visitando la página https://seguritek.es/cerraduras-arcu/, es necesario verificar los puntos de cierre de la puerta con frecuencia, en los diseños de las puertas que tengan vidrios se debe revisar alguna grieta o burbuja ya que estos podrían ser signos de posibles fallas. 

Las personas encargadas del mantenimiento también deben observar la capacidad de auto cierre, verificar que no haya obstáculos, revisar el ajuste y el marco de la puerta, tanto en la altura del techo como del suelo, esto asegura que todo funcione bien y que el aislamiento sea perfecto, cualquier error puede ocasionar daños irreparables. 

Por otra parte, si es necesario sustituir alguna pieza, estas deben ser con repuestos originales, no se puede escatimar en gastos, en el caso de algún inconveniente, lo mejor será sustituir la puerta por completo, nunca se sabe cuándo pueda ocurrir algún incendio. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *